El magisterio apoya la lucha del sector salud, rechazando la penalización de la huelga y el nuevo código penal masista que criminaliza la profesión. La movilización termina en una brutal represión

Dale Like